Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosanse@gmail.com

Cómo acabar con el estrés con 3 sencillas técnicas

Cómo acabar con el estrés con 3 sencillas técnicas

Nuestra vida diaria es una carrera que repetimos constantemente. Despertarnos, ducharnos, desayunar, vestirnos, ir a clases o a trabajar, comer con prisa, volver a estudiar o al trabajo, llegar a casa… y quedarnos dormidos en cuanto nos sentamos por el estrés o el agotamiento.

Y ahora que estamos en esos días en los que muchos hemos vuelto de las vacaciones, esto se acentúa.

El estrés puede actuar como un catalizador para mantenernos en movimiento y activos… siempre que sea en dosis bajas. Pero cuando la vida se convierte en estrés constante, hay que actuar para que no nos pase factura.

Y para esto, hay ciertas técnicas que nos pueden venir muy bien.

Terapia al ducharnos
Todos estamos de acuerdo en que el agua puede ser muy relajante. Y aunque el motivo principal de ducharnos es la higiene, no es lo único que nos puede aportar, especialmente con la temperatura adecuada. La ducha de la mañana tiene que aportarnos también energía, y la de la noche relajación. Y aquí es donde entra en juego la temperatura del agua. Cuando la temperatura es caliente, dilata los vasos sanguíneos y se libera tensión. Y cuando es fría se estimula la circulación de la sangre y el cuerpo lucha contra el cansancio.

Sonreír
De nuevo afirmamos que la sonrisa es la mejor medicina, y de nuevo un estudio (realizado en la Universidad de Kansas) demostró que sonreír aunque no se tengan ganas de hacerlo ayuda a aliviar el estrés. En este estudio se tomaron dos grupos de personas y a uno de ellos se les pidió sonreír sin tener ganas de hacerlo. En ambos casos se les asignaron tareas estresantes que debían llevar a cabo. El estudio demostró que en ambos grupos la frecuencia cardíaca de los participantes era más baja, y su gestión del estrés más efectiva.

Haz las tareas de casa en lugar de estresarte con ellas
Cuando hay que limpiar, fregar platos, ordenar una habitación, todo el mundo empieza agobiándose o no encuentra el mejor momento para hacerlo. Pero las tareas repetitivas y sencillas ayudan a enfrentarse al estrés y relajar la mente. Lavar los platos o planchar son tareas que relajan debido a los movimientos repetitivos que realizamos.

Shinrin Yoku
Esta es una técnica procedente de Japón que nos pone en contacto con la naturaleza, ya que se trata de pasear por un entorno natural poniendo en alerta los cinco sentidos. Se trata de sentir la hierba o la tierra bajo los pies, tocar los árboles o las plantas, meter la mano en el agua de un río o un lago, escuchar los sonidos del entorno, llevarnos a la boca frutas que encontremos… en definitiva, sumergirnos en el entorno.

Esta práctica se recomienda realizarla varias veces a la semana, pero no todo el mundo tiene un bosque cerca. En su lugar, podemos pasear un rato cada día por un parque.

Y especialmente importante es desconectar por completo cuando lo hacemos. Por lo que tenemos que dejar el móvil en silencio o en Modo Avión si decidimos llevarlo con nosotros. Porque lo importante es que la mente y la imaginación vuelen, y los problemas y preocupaciones se dejen de lado.