Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosanse@gmail.com

Consejos para superar el desamor

Consejos para superar el desamor

Superar el desamor es un problema que nadie sabe exactamente cómo resolver. Y cada uno vive el despecho de manera diferente, ya que esto depende de factores como la manera en que acepta el fracaso cada uno, la personalidad de los miembros de la pareja o los motivos por los que se rompe la relación.

Pero algo en lo que sí se suele coincidir es en ciertos consejos que se dan para aliviar el desamor, de manera que aunque el dolor no se cure de manera inmediata el desamor se lleve de una manera más liviana.

10 acciones que ayudan a superar el desamor

  • Aceptar el duelo. No es fácil reconocer que una relación llega a su fin, ni es algo que se supera de un día para otro. Es necesario un tiempo de duelo cuya duración varía, y en algunos casos puede ser de varios meses. Fingir que no ha pasado nada no es la solución, y hay que tener el valor suficiente para aceptar esos sentimientos temporales que llegan con el desamor.
  • Dejarse ayudar. La ayuda de amigos y familiares siempre vienen bien para pasar el mal trago del desamor. No debemos negarnos a esta ayuda porque realmente la necesitamos. Y en los casos más graves, no hay que tener miedo de buscar la ayuda de un profesional.
  • Quererse a uno mismo. Durante el desamor es necesario sacar lo mejor de nosotros mismos. Y eso podemos lograrlo mimándonos. Hacer deporte o ejercicio, renovar nuestro armario, cuidar nuestra alimentación y probar nuevos cortes de pelo son algunas maneras de mejorar la autoestima para sentirnos mejor.
  • Tener cuidado. Mucha gente piensa que los excesos son buenos para combatir el desamor, y por ello beben demasiado, gastan demasiado y se lanzan a relaciones que no llevan a ningún sitio. Hay que tener prudencia.
  •  Mantenerse ocupado. Ocupar la mente puede ser un buen aliciente para salir adelante en las épocas de desamor, al igual que ocurre en las depresiones o periodos de estrés. Así, leer antes de dormir o centrarse un poco más en el trabajo pueden ayudar a alejar la mente del dolor y la tristeza. Siempre, por supuesto, que no nos excedamos.
  • Evitar del aislamiento. Querer estar solos es natural, pero no debemos aislarnos por completo de nuestros seres queridos ni dejar de hacer las cosas que antes nos gustaban. Durante el desamor, al menos una vez a la semana tenemos que dedicar un tiempo a nuestros amigos más cercanos y a nuestra familia.
  • Alejarse un poco. Esto puede parecer una contradicción respecto a lo anterior, pero también es necesario poner algo de distancia respecto a cosas que aviven el dolor como los lugares que nos recuerden a nuestra ex pareja, su familia y los amigos que se tenían en común, e incluso objetos que tengamos en casa que nos recuerden a la otra persona. Tenemos que evitarlo mientras la tristeza y la rabia estén aún ahí.
  • Dedicarnos tiempo. La relación de pareja ha robado tiempo a esos ratos que se solían tener para uno mismo. Ahora, hay que dedicar tiempo al propio bienestar y salud dependiendo de la rutina diaria que llevemos, Por ello es recomendable desarrollar poco a poco rutinas como escuchar música, hacer ejercicio, o dedicarnos a hobbies para poder tener unos ratos de tranquilidad y de paz.
  • Aprender cosas nuevas. Empezar a aprender algo que siempre teníamos ganas o cosas que nos resulten nuevas como cocinar, pintar, tocar un instrumento, o un nuevo idioma ayuda a renovar la mente y la propia energía.
  • Todo nos enseña algo. En la vida, todas las situaciones tienen algo de lo que aprender. Por ello el desamor es otra parte del aprendizaje que debemos recibir de la vida para poder crecer como personas.