Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosanse@gmail.com

Qué provoca la inestabilidad emocional

Qué provoca la inestabilidad emocional

Existen personas que en un momento se muestran de lo más felices y que un rato más tarde se echan a llorar, o que parecen completamente calmadas y repentinamente montan en cólera sin que parezcan tener un motivo. Esto es algo que, sin duda, le puede pasar a cualquiera. Pero cuando ocurre habitualmente es un síntoma inequívoco de inestabilidad emocional.

Y si queremos mantenerla a raya y evitar su influencia en nuestra vida es fundamental conocer el motivo, así como detectar nuestras emociones y saber gestionarlas.

Qué la causa
Hay diversos factores que influyen en la inestabilidad emocional. Uno de ellos es un desequilibrio químico en nuestro cerebro que puede ser provocado por variaciones de los niveles de serotonina y dopamina como le ocurre a las personas con trastorno bipolar, o el descenso de niveles de serotonina que ocurre en la depresión.

Otras causas que destacan son las siguientes:

  • Estrés diario. La rutina diaria y la tensión que se padece con la familia, el trabajo y la falta de tiempo provocan un estrés que puede afectar emocionalmente y desembocar en esta emocional si no sabemos gestionar los sentimientos y las emociones.
  • Autoestima baja. Cuando no se tiene una autoestima adecuada no se gestionan bien las emociones, ya que una persona con baja autoestima puede pasar con facilidad de la risa al llanto. Debemos ser capaces de reflexionar y ser conscientes de que los sentimientos proceden de nosotros mismos.
  • Rupturas sentimentales. Una ruptura de pareja desencadena sentimientos de tristeza, rencor, nostalgia, enfado o rabia. Es un proceso complicado que necesita de tiempo para superarse. En estos casos, pasado ese tiempo y si tenemos gente que nos apoya la inestabilidad emocional se puede superar.
  • Perder a alguien querido. Es, sin duda, una de las experiencias más dolorosas que podemos atravesar y un proceso en el que pasamos por diferentes estados emocionales. Y todo ese carrusel de emociones es la que puede provocar la inestabilidad emocional. Al igual que en el caso de las rupturas sentimentales, el tiempo es el que cura el dolor. Pero en ningún momento debemos negar las emociones. Debemos llorar si tenemos ganas de hacerlo,y dejar que la vida siga su curso.